Usuario:  Password:  
General
Películas
Premios Goya
Nuevo usuario
Estrenos
Cine
DVD
Publicidad

Roma

Productoras
España Tesela P.C., S.L.
Argentina Adolfo Aristarain

Ficha técnica
Dirección
Adolfo Aristarain

Producción
José Antonio Félez

Dirección de producción
Jorge Gundín
Daniel Goldstein

Producción asociada
Adolfo Aristarain

Guión
Kathy Saavedra
Mario Camus
Adolfo Aristarain

Fotografía
José Luis Alcaine

Sonido
Ricardo Steinberg

Montaje
Fernando Pardo

Dirección artística
Jorge Ferrari
Juan Mario Roust

Vestuario
Valentina Bari
Kathy Saavedra

Ficha artística
Juan Diego Botto (Manuel Cueto / Joaquín Góñez de joven)
Susú Pecoraro (Roma Di Toro)
José Sacristán (Joaquín Góñez a los 60 años)
Agustín Garvie (Joaquín Góñez de niño)
Vando Villamil (Áteo di Toro)
Marcela Kloosterboer (Reneé)
Maximiliano Ghione (Guido)
Marina Glezer (Alicia)
Gustavo Garzón (Padre de Joaquín Góñez)
Carla Crespo (Betty)
Marcos Mundstock (Gustavo Smirnoff)
Raúl Rizzo (Doctor Cassano)
Jean Pierre Noher (Pando)

Datos extra
Año: 2004
Duración: 155

Argumento
La irrupción del periodista Manuel Cueto en la vida del escritor Joaquín Góñez, a instancias de la editorial para la que Joaquín está escribiendo su último libro, provocará un desasosiego en la solitaria vida del escritor, aislado del mundo y huidizo de sus propios recuerdos.

Acostumbrado a la soledad de los últimos años, el encuentro con el joven periodista le despertará emociones olvidadas que le transportarán a las décadas de los cincuenta y sesenta, en pos de su niñez y sus locos años de juventud vividos en Buenos Aires. Los errores propios de quien comienza a experimentarlo todo en la vida; el recuerdo de los amigos; la importancia de la lealtad; la influencia del cine y el jazz; el sabor del primer amor y la experiencia de otros muchos; y la íntima relación que guardó con sus padres y, en especial, con su madre, Roma, una mujer inteligente, fuerte, comprensiva y comprometida con los ideales de juventud de su hijo le llevarán a reflexionar sobre la influencia de la confianza que su madre depositó en él en su juventud.

A ella, sin duda, Joaquín le debe el haber sido siempre un espíritu libre, bohemio, fiel a sí mismo y a los ideales que juntos, un día, al calor de la memoria del padre, soñaron. Y es precisamente el recuerdo imborrable de Roma el que despertará en Joaquín el deseo y la impaciencia por recuperar todo lo que hasta ese momento creía perdido.

Puntuación
Puntuación Usuarios:  (0  votos)

Ha de estar registrado para poder puntuar
Regístrese aquí



Nosotros
  Webs amigas: Telefonos móviles || Taller artístico || Series de televisión || Directorio de webs || Recetas de cocina || Juegos online